Por: Verónica Calvopiña @kinoraxx

Publicado 21 de julio del 2022

 

Negar la pandemia, atacar a organismos internacionales, invalidar el uso de anticonceptivos o apoyar un lobby antiderechos en la Organización de Estados Americanos, OEA, son parte de las actividades que la derecha cristiana estadounidense hace en América Latina. 

La develación de estos vínculos y su articulación con los grupos antiderechos de la región, es para Diana Cariboni, periodista de Open Democracy el objetivo del periodismo feminista de investigación. Así lo planteó en la Mesa “Acciones para fortalecer la comunicación y el periodismo feminista en un contexto de discursos de odio y antigénero”, desarrollada durante el Festival Zarelia, edición 2021. 

Para Cariboni, así como existe periodismo de investigación sobre corrupción, actos ilegales y otros temas, debe existir un “periodismo de investigación para revelar los actos coordinados contra los derechos de las mujeres, de las infancias, y de las personas LGBTI”. 

En su investigación Grupos vinculados a conspiraciones sobre el COVID-19 reparten millones de ‘dinero opaco’ en América Latina” para Open Democracy, la periodista devela la ruta que sigue el dinero invertido por la derecha cristiana de Estados Unidos en las diferentes regiones del mundo. Europa y América Latina, según la investigación, encabezan la lista de los lugares donde, en mayor medida, se destinan estos presupuestos. 

Si bien las alianzas y nexos económicos son parte de la investigación necesaria sobre grupos antiderechos, no son la única arista del tema. El lenguaje usado en redes sociales y en medios de comunicación para tratar temas relacionados a los derechos de las mujeres como la violencia de género, el acceso al aborto, entre otros, denotan cómo el espacio público se va llenando de discursos y posturas antiderechos. 

Al respecto, Mariana Alvear del Instituto de Investigación en Igualdad de Género y Derechos, INIGED y docente de la Universidad Central del Ecuador, en el foro, señaló que en Ecuador a nivel académico no se ha analizado profundamente la construcción de contenidos, recursos narrativos, estilísticos y visuales de notas referentes a la violencia de género. Según Alvear, docentes y estudiantes de la Facultad de Comunicación Social, realizan una investigación que aborda la violencia como un tema estructural y donde los medios de comunicación son “actores legitimadores o denunciantes de esta realidad”. Los intereses que circundan los medios están presentes en los contenidos y en la forma en que se presenta la información, y en este caso, en cómo se presenta la violencia.  

Dicha investigación busca demostrar que los medios responden al interés de una sociedad machista y donde sus contenidos y enfoques “responden a una misma estructura discursiva”, aunque su abordaje sea aparentemente diferente. Esto se traduce en una revictimización constante. 

Paola Ramírez, de la organización Comunicar Igualdad de Argentina presentó una investigación sobre las estrategias de comunicación de grupos antiderechos, desplegadas en el contexto de la aprobación de una ley referente al género, tanto en medios tradicionales, como en redes sociales. Entre las conclusiones mencionó que el ámbito digital está permeado por la violencia, que no se queda únicamente en redes, sino que, además sale a lo real, manifestándose en acoso, hostigamiento y amenazas. Así también se reveló que una estrategia de los grupos antiderechos es lograr que en los medios sus posturas sean presentadas como iguales o como contrastación de fuentes, frente a posturas feministas; esto finalmente promueve la violencia y no el debate. 

Frente a este panorama en las redes y en los medios, la investigación periodística desde el feminismo, que plantea Cariboni, se llena de sentido y encuentra un correlato en otras experiencias de investigación llevadas por medios digitales feministas, en los últimos años. 

Así, en el Foro Investigación Periodística de grupos antiderechos y fundamentalistas en América Latina, del Festival Zarelia, periodistas de Ecuador, Perú y Brasil dieron a conocer sus trabajos realizados en 2021. Estos trabajos abarcan las denuncias en contra de grupos antiderechos que van desde lo económico, político, pasando por temas de violencia y abuso. 

Para Mariama Correa, de la Agencia Pública de Brasil, el periodismo “ha hecho un papel fundamental durante la pandemia al informar y al defender la democracia”. Según menciona, el aporte periodístico en Brasil tiene como reto las próximas elecciones para generar información de calidad y para contrarrestar informaciones falsas. 

Nicole León de Wayka, en Perú, coincide a la hora de remarcar el papel de la verificación de los discursos antiderechos. Los medios digitales como Wayka han sido blanco de intimidaciones por parte de estos grupos por lo que, para Nicole, es importante responder estos ataques con la investigación y la publicación de estos temas, “creo que es necesario que no demos pasos atrás, sino más bien, seguir investigando”. 

Por su su parte, Susana Morán, de la Revista Plan V en Ecuador, menciona que en el país recién se ha empezado a hablar de estos temas, por lo que recalca hace falta mayor investigación “es claro en la última campaña presidencial fue muy claro el nivel de presión que tienen estos grupos”. Esta investigación, dice, es necesaria también por la presencia de actores políticos antiderechos en espacios de poder como la Asamblea Nacional ecuatoriana. 

Estas experiencias periodísticas enfatizan en la necesidad de seguir apostando por un periodismo feminista, preocupado no solo por derechos de las mujeres, sino por la democracia. Porque como dice Diana Cariboni “ser feminista, es ser demócrata”.

Para conocer más del trabajo de investigación periodística de grupos antiderechos que están realizando medios y periodistas feministas en la región puedes mirar los textos y foros:

 

Foros: 

Foro 5: Investigación periodística de grupos antiderechos y fundamentalistas. Festival Zarelia

 

 

Mesa 7: Acciones para fortalecer la comunicación y el periodismo feminista en un contexto de discursos. Festival Zarelia

 

Artículos

El ‘enviado de Dios’ que enfrentará un juicio por trata (primera parte). Revista Plan V- Ecuador 

El cine no es un catálogo evangelizador ni un catequismo. Wayka, Perú

Back

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas recientes